Mala distribución urbanística y la tragedia de Madeira
By :Felicidad Peláez, Antena 3 Noticias (Madrid)
22 February 2010

La catástrofe que ha asolado Madeira se podría haber evitado con un mejor planteamiento urbanístico, según técnicos lusos de protección civil. La mala planificación pudo agravar las inundaciones y los deslizamientos de tierra que han causado la muerte de 42 personas.

Geólogos y geógrafos han explicado que la deforestación de las montañas del interior ha favorecido el desbordamiento de los ríos. Los profesionales portugueses de urbanismo hablan de "planificación incompetente y descuidada". También lamentan la falta de existencia de un radar meteorológico, que hubiese permitido tomar precauciones. Madeira es una isla de origen volcánico con orografía agreste y numerosos grupos urbanos repartidos por laderas y quebradas al lado de los arroyos. El 40 % de sus habitantes se concentran en la capital, Funchal. Allí se desbordaron los tres cauces fluviales existentes. Su clima es suave pero las lluvias llegan con suavidad durante largos periodos o, grandes cantidades de agua en un breve espacio de tiempo, aunque no de esta magnitud. Los sistema de desagüe no son capaces de evacuar grandes cantidades y, menos aún, las lluvias torrenciales caídas durante más de quince horas. El desatre ha sido catalogado como la mayor catástrofe sufrida por el archipiélago en cien años y en todo ese tiempo no han faltado críticas sobre su desarrollo urbanístico.

Articulo original



All rights reserved to HIC-HLRN -Disclaimer